formas de uso

29 07 2010

Editado por: Juan morales santos

Criterios de selección y uso

Prácticamente en casi todas las situaciones de enseñanza aparece el empleo de materiales didácticos de todo tipo y en cualquier soporte. Muchos procesos de aprendizaje están mediados por el empleo de algún tipo de material y de alguna tecnología, sobre todo audiovisual o informática, lo que condiciona incluso la forma de aprender. Por otra parte, determinados materiales tecnológicos afianzan cada vez más su presencia haciéndose, en muchos casos, imprescindibles. La cuestión, por tanto, es enseñar y aprender

Desde la consideración de los medios como materiales curriculares y didácticos la cuestión clave estará en su utilización y su selección con la intención de aplicarlos convenientemente a las distintas situaciones educativas y, también, de aprovechar al máximo todas sus características técnicas y sus posibilidades didácticas.

Desde el punto de vista de su utilización didáctica los medios y los materiales curriculares deben reunir algunos criterios de funcionalidad (Moreno Herrero, 1996), tales como:

• Deben ser una herramienta de apoyo o ayuda para nuestro aprendizaje, por tanto,

• deben ser útiles y funcionales. Y, sobre todo,

con y para los medios.• nunca deben sustituir al profesorado en su tarea de enseñar, ni al alumnado en su tarea de aprender.

• Su utilización y selección deben responder al principio de racionalidad. Luego…

• se deben establecer criterios de selección; finalmente,

• desde una perspectiva crítica, se deben ir construyendo entre todas las personas implicadas en el proceso de aprendizaje.

Desde una perspectiva crítica es preciso someter cualquier material didáctico o no, a un profundo análisis. A nuestro análisis, desde nuestras necesidades e intereses, con nuestras concepciones e ideas; todo ello, a su vez, debe plasmarse en un proyecto de centro para que sea el referente de toda la tarea educativa.

Es preciso establecer criterios que orienten ese proceso de análisis y que den pautas para la adquisición, la selección y la aplicación de medios y materiales. En este sentido Squires y McDougall (1997) hablan de la necesidad de tener presentes los distintos marcos de referencia a la hora de seleccionar los medios. En concreto y refiriéndose sólo al

Un posible propuesta, referida a los medios en general, debería tener en cuenta al menos tres marcos de referencia como son la funcionalidad de los medios, sus posibilidades didácticas y fundamentación educativa; y los aspectos técnicos.

A modo de ejemplo se sugieren algunos de los posibles criterios para cada marco de referencia:

software educativo, hacen un minucioso análisis de las distintas tentativas y propuestas existentes sobre los criterios de selección. Concluyen su análisis clasificando esos criterios en tres grandes grupos: por el tipo de aplicación, referido a las tareas que pueden desarrollar los programas; por su función educativa, en relación con lo que el software es capaz de realizar, haciendo hincapié en el diseño; y por la fundamentación educativa, es decir, por los distintos paradigmas que inspiran su uso.a) Sobre la funcionalidad:

• Los sistemas tecnológicos cubren las necesidades del centro.

• Su incorporación contribuye a mejorar la organización pedagógica

y administrativa del centro.

• Suponen un ahorro de recursos (personales, tiempo, espacio).

• Son viables en términos coste/beneficios.

• Permiten el control por parte de los usuarios (forma de interactuar

las personas con las máquinas).

• Ubicación y acceso fáciles.

• Permiten facilidad para el aprendizaje y sencillez de manejo.

• Permiten la flexibilidad de uso.

• Garantizan la privacidad de la información.

• Facilitan el descubrimiento de nuevos usos.

• Son buenos recursos para el aprendizaje y para la enseñanza.

b) Sobre las posibilidades didácticas:

• Responden a la concepción que tenemos sobre educar, enseñar,

etc.

• Responden a nuestros planteamientos didácticos y metodológicos.

• Permiten la manipulación en función de nuestras necesidades.

• Ayudan a la realización de proyecto educativos, curriculares, etc.

• Permiten adaptar el trabajo a las necesidades educativas y

organizativas del centro.

• Permiten realizar las distintas secuencias de objetivos, contenidos,

actividades, evaluación.

• Permiten adaptar las actividades a las necesidades e intereses del

alumnado, atendiendo a la diversidad.

• Predisponen y motivan para trabajar en equipo, individualmente,

tanto al alumnado como al profesorado.

• Permiten organizar actividades de motivación, de aplicación, de

síntesis, de refuerzo, de ampliación, etc.

• Favorecen el aprendizaje significativo, las relaciones

interpersonales, el conocimiento de la realidad, la utilización de

distintos lenguajes, la colaboración y cooperación, etc.

c) Sobre los aspectos técnicos:

• Adquisición fácil y servicio técnico de posventa.

• Económicos.

• Sencillez de manejo y manipulación.

• Mantenimiento sencillo o de fácil control

• Móviles, estáticos.

• Permiten la producción de materiales de paso, de

• Adecuados a nuestras instalaciones y necesidades.

• Utilización flexible.

• Posibilidad de interacción con otros medios, etc.

Por lo que se refiere a algunos aspectos de

• Control de seguridad.

• Utilización modular de los paquetes integrados, que permita el uso

de programas individualmente o de forma integrada.

• Actualización de las aplicaciones, que permita su puesta al día.

• La posibilidad de trabajar en un entorno multiárea y multiusuario.

• Adaptabilidad a informes y documentos legales de normativa

vigente y a la creación de nuestros propios documentos, etc.

software.software informático, cabría contemplar algunas cuestiones tales como:2.4. Posibilidades didácticas

De los anteriores rasgos característicos arranca nuestra forma de plantear las posibilidades didácticas que nos ofrecen los medios y en general todos los materiales. Lo hacemos a partir de tres ejes o formas de utilización que están estrechamente relacionadas. Estos tres ejes son:

Los medios como:

a) instrumento y recurso

En este sentido nos vamos a servir de los medios y materiales didácticos como un instrumento al servicio de las estrategias metodológicas. Esta idea ya se ha apuntado al hablar de la utilización de recursos desde el punto de vista de la teoría interpretativa del currículum. Así, desde esta perspectiva cualquier medio formaría parte de los componentes metodológicos considerado en la categoría de material curricular, puesto que se convierte en herramienta de ayuda en la construcción del conocimiento. Los medios tecnológicos, sobre todo, como soportes de procesos de comunicación y de representación simbólica se convierten en elementos mediadores de las situaciones de enseñanza y de los procesos de aprendizaje.

b)

como recurso de expresión y comunicaciónLa comunicación como actividad que permite la relación entre las personas y para el intercambio de información es compartida tanto por la educación como por buena parte de medios didácticos. La comunicación es así mismo la razón de ser de la expresión, pues ésta es una necesidad natural de comunicar.

Buena parte de los medios empleados, tanto en soporte de papel como en otro tipo de soportes y más específicamente las tecnologías de la información, facilitan diversas formas de representación. La radio, por ejemplo, al utilizar diversos lenguajes permite la elaboración de mensajes materializados en diferentes formas de representación simbólica; de esta manera podemos construir un mensaje y comunicarlo por medio de sonidos y efectos.

Cualquier medio puede convertirse en un recurso para que cada persona pueda buscar su propia forma de representación. Una idea parecida puede encontrarse en Eisner (1987, 84) para quien las formas de representación son «dispositivos usados por los individuos para hacer públicas las concepciones que tienen en privado».

Por tanto, desde esta perspectiva encontramos un medio facilitador de diversas formas de expresión, entendiendo ésta como la manifestación de procesos de reflexión que implican la capacidad de conceptuación y de la adquisición de conocimientos, motivados a su vez por la percepción multisensorial y la experiencia de cada individuo. En la expresión se integra lo percibido y lo experimentado para proyectarlo transformado. Es pues un proceso creativo que pone en marcha mecanismos de transformación y de búsqueda de nuevas posibilidades —originalidad— con la intención de comunicar.

Desde la perspectiva de la teoría curricular abierta y crítica, los medios se convierten en facilitadores de procesos comunicativos que nos permitirán dar significado a la realidad, comprender las distintas situaciones sociales y crear nuestros propios mensajes.

Vivir es expresarse, dice el profesor Siguán; y es que la expresión es la manifestación de ser en el mundo.c)

análisis crítico de la informaciónLa rapidez con que hoy en día se sucede todo, los cambios y transformaciones a que nos vemos sometidos que alteran, incluso, nuestra manera de vivir y entender el mundo, la sobredosis de información que nos atrapa en la maravillosa red de la electrónica, hacen de nosotros

Es prioritario que la educación articule sistemas de enseñanza que capacite al alumnado para desarrollar actitudes y habilidades en el manejo y tratamiento de la información. Una de las nuevas funciones del profesorado apunta en esta dirección. Muchos de los contenidos de los medios de comunicación, por ejemplo, se muestran oportunos para llevar a cabo ese análisis. La facilidad técnica y el sencillo manejo de algunos aparatos nos permitirán grabar o almacenar información para su posterior análisis.

Mediante pequeñas pautas de análisis, sencillas escalas de observación que nosotros mismos podemos construir, guías que nos permitan comparar, podemos ir elaborando nuestros propios instrumentos; al tiempo que diseñamos distintas actividades que desarrollen el conocimiento y estudio crítico de la información que nos llega. Conocer el proceso de elaboración de la noticia, los recursos que se emplean, los distintos lenguajes, puede convertirse en una aventura apasionante.

Este análisis, esta descodificación, este desengranaje debe servir para que, a medida que aumenta el conocimiento, se pongan en marcha los mecanismos psicológicos de representación y utilización de otros códigos. Como educadores tenemos la obligación de adecuar a esos

No se debe olvidar que todo este planteamiento no se puede dar aislado. Debe estar inmerso a lo largo de todo el proceso de aprendizaje y en todas las situaciones de enseñanza. Forma parte del currículum y como tal hemos de contemplarlo, unas veces como procedimientos para desarrollar ciertas habilidades y estrategias didácticas, otras veces como adquisición de conceptos y, por supuesto, siempre como desarrollo de actitudes y valores.

La siguiente tabla muestra algunos aspectos de la incidencia en el proceso educativo desde cada uno de los tres ejes, así como algunos de los materiales y medios susceptibles de ser empleados. Conviene apuntar que cada medio y cada tipo de material no siempre sirve para todo, las características técnicas y específicas de cada uno posibilitan un determinado uso.

seres inadecuados. Es precisamente aquí donde aparece la tercera vertiente: en la información que nos llega, en el vertiginoso flujo de mensajes, en las redes de comunicación cada vez más tupidas. Ante esto es necesario una reflexión crítica, es preciso dotarnos de instrumentos que nos capaciten para analizar, descodificar y entender los múltiples mensajes.seres inadecuados que decíamos al principio, al medio que nos rodea para transformarlo, e intentar que éste sea más humanizado y esto sólo es posible desde la autonomía personal, la solidaridad, la comprensión…USOS

INCIDENCIA EN EL PROCESO EDUCATIVO

TIPO DE MATERIAL Y MEDIOS

 

Como instrumento y recurso

Recurso para las distintas áreas tales como presentación de temas, actividades de motivación, eje globalizador, actividades de síntesis y aplicación, evaluación, etc.

Desarrollo de actitudes y hábitos de escucha en distintas situaciones comunicativas

Actividades de dicción y expresividad de la voz.

Instrumento de evaluación y autoevaluación.

Noticias, prensa, libros, poemas…

Pizarras, franelogramas, carteles, mapas…

Visitas y excursiones…

Retroproyector, proyector de diapositivas, magnetoscopio, cámaras digitales, lectores de audio, ordenador…

Fotografías, películas, presentaciones informáticas, grabaciones de audio, hipertextos e hipermedia.

Internet.

Como recurso para la expresión y la comunicación

Desarrollo de contenidos específicos de las áreas.

Desarrollo de procedimientos de expresión y comunicación.

Actividades de expresión oral, escrita, plástica, musical, dramática, etc.

Desarrollo de la imaginación y la capacidad creadora.

Elaboración de informaciones, noticias, etc.

Además de los citados;

desarrollo de información variada sobre temas tales como ecología, consumo, armamento, libertades, deportes, jóvenes, etc.

Creación de poemas, canciones, música, teatro…

utilizando distintos soportes técnicos.

Elaboración de programas de radio, realización de vídeos, periódicos escolares, etc.

Como análisis crítico de la información

Desarrollo de mecanismos de representación simbólica y utilización de otros códigos.

Desarrollo de la capacidad de descodificación y análisis de la información.

Conocimiento de los medios y sus lenguajes específicos.

Conocimiento del proceso de elaboración de la información.

Elaboración de los propios instrumentos de análisis: guías de audición, escalas de observación y análisis de contenidos, etc.

Además de los citados;

análisis de contenidos de programas de los medios de comunicación.

Realización de encuestas, reportajes en distintos soportes (audio, vídeo).

Visitas a sedes de periódicos, emisoras y televisiones.

Como ya se ha apuntado los materiales en soporte de papel, sobre todo el libro de texto, siguen siendo los más utilizados. Tanto es así que, como señala Parcerisa (1996), lo más adecuado es plantearse cómo mejorar la calidad y el uso didáctico de los libros de texto. Este mismo autor reproduce las conclusiones del III Encuentro Nacional sobre el Libro escolar (1993):

– El libro escolar, como elemento didáctico referencial, suscitador de actividades significativas y funcionales, tiene que seguir presente en la educación, aunque nunca como única fuente de aprendizaje.

– Cualquier libro escolar a utilizar en la educación obligatoria deber estar concebido desde una óptica abierta e interdisciplinar.

 

– Tiene que ser un instrumento abierto a las iniciativas del profesorado.

– No se considera conveniente la uniformidad de los libros de texto para contextos educativos diferentes.

– Los libros podrán referirse también a espacios educativos inferiores o superiores a un año académico.

– Los libros y otros materiales didácticos también deben hacer referencia al campo de las actitudes, los valores, las destrezas…

– La secuenciación, tanto psicológica como de contenidos, ha de ser planificada con cuidado.


Acciones

Information

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: